A SABER



Este Blog está pensado para vosotros/as, que al independizaros echáis de menos los platitos de mamá.

Para vosotras/os que no tenéis tiempo para emplear en la cocina porque trabajáis también fuera de casa y los tiempos no están para comer de “servilleta prendida” todos los días.

Para vosotras, “Amas de casa”, porque son recetas de cocina fáciles y muy apetitosas, que os permitirán quedar bien con vuestra familia e invitados y os dejará tiempo libre para emplear en esas otras cosillas que tanto os gustan... fregar, lavar, tender, planchar, ordenar lo planchado y lo que los demás dejan manga por hombro, limpiar toda la casa, incluidos baños; para que justo termines a alguno se le ocurra ducharse, limpiotear cristales, para que ese día, tras meses de sequía, al fin llueva, atender a los posibles enfermos de la casa, educar a vuestros hijos, mirar por la economía de ese hogar del que sois “amas”, ir a la compra, cargarla y prepararla en casa antes de colocarla en despensa y frigorífico, limpiar los zapatos, hacer las camas, escuchar los “problemones” de hijos, marido y parentela, ser su fiel psicóloga, consejera, amiga… amante del marido cumpliendo (en el mejor de los casos) a rajatabla los deseos de ambos… en fin, un largo etcétera de esas cosillas que “algunos” hombres denominan “estar tol día viendo la novela”…
Espero que os gusten las recetas que aquí os iré dejando y espero que me comentéis qué tal os fue con ellas.

sábado, 5 de diciembre de 2009

GAMBOSTINOS EN SU PROPIA SALSITA



El título, como habréis adivinado, es porque esta receta puede hacerse con gambas, gambones o langostinos.
Juanma, verás que no es "grasientosa" y podrás atiborrarte de tantos como te permita la conciencia.

Ingredientes:

. Gambostinos
. Aceite de oliva
. Dos dientes de ajo
. Cayena molida
. Pimentón
. Sal

Elaboración:

. Con el trincha ajos machacar dos dientes de este vegetal picajoso.

En una cazuela, poner un poco de aceite (tanto la cantidad de aceite, como del resto de ingredientes y el tiempo de cocción, dependerá de la cantidad de gambostinos).

Rehogar el ajo sin que se queme y añadir los gambostinos. Salar al gusto y espolvorear con un poco de cayena molida y pimentón. Remover, tapar la cazuela y cocinar a fuego lento unos pocos minutos. No muchos para que a los gambostinos no se les quede pegada la chaqueta al cuerpo.

Es fácil, no mancha la cocina tanto como hacerlos a la plancha y están buenísimos.

2 comentarios:

alba dijo...

Nunca lo he probado asi, pero estoy dispuesta a probarlos, porque tienen una pinta impresionante con esa salsita, me parece que he engordado solo de mirarlos, jajajja. Esoty intentando abrir un blog cocineros.hazblog.com si te apetece pasarte, te espero, aunque todavia estoy empezando.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

No dudes que ahí estaré.
Muchas gracias por dejar tu opinión y no olvides que si te preocupa engordar es porque alguien se inventó la moda de la delgadez. Cada uno es como es y lo más importante es su interior y los valores que das a quienes te rodean.

Cuando estés chapándote los dedos con la salsita de los "gambostinos" disfruta y acuérdate de mí.

Saludos.

Marisa