A SABER



Este Blog está pensado para vosotros/as, que al independizaros echáis de menos los platitos de mamá.

Para vosotras/os que no tenéis tiempo para emplear en la cocina porque trabajáis también fuera de casa y los tiempos no están para comer de “servilleta prendida” todos los días.

Para vosotras, “Amas de casa”, porque son recetas de cocina fáciles y muy apetitosas, que os permitirán quedar bien con vuestra familia e invitados y os dejará tiempo libre para emplear en esas otras cosillas que tanto os gustan... fregar, lavar, tender, planchar, ordenar lo planchado y lo que los demás dejan manga por hombro, limpiar toda la casa, incluidos baños; para que justo termines a alguno se le ocurra ducharse, limpiotear cristales, para que ese día, tras meses de sequía, al fin llueva, atender a los posibles enfermos de la casa, educar a vuestros hijos, mirar por la economía de ese hogar del que sois “amas”, ir a la compra, cargarla y prepararla en casa antes de colocarla en despensa y frigorífico, limpiar los zapatos, hacer las camas, escuchar los “problemones” de hijos, marido y parentela, ser su fiel psicóloga, consejera, amiga… amante del marido cumpliendo (en el mejor de los casos) a rajatabla los deseos de ambos… en fin, un largo etcétera de esas cosillas que “algunos” hombres denominan “estar tol día viendo la novela”…
Espero que os gusten las recetas que aquí os iré dejando y espero que me comentéis qué tal os fue con ellas.

miércoles, 22 de julio de 2009

CROQUETAS DE MORCILLA

Ingredientes:
. Leche
. Morcilla con piñones
. Harina

Elaboración:
. Poner las morcillas sin piel ni aceite en la sartén y cuando estén desmenuzadas y fritas, añadir la harina. Rehogar sin que se queme.

Ir añadiendo la leche preferiblemente caliente poco a poco sin dejar de remover hasta formar una masa compacta y lo suficientemente dura para moldearla.

Extender la masa y dejar enfriar.

Mi truco para moldear fácil y rápidamente las croquetas es: colocar toda la masa fría, en una bolsa de plástico, cortar uno de los picos del grosor que se deseen las croquetas.

Estrujar sobre una bandeja haciendo tiras largas que cortaremos al gusto.

Así cómoda y limpiamente podremos rebozar en harina, huevo y pan rallado.

Freír en abundante aceite caliente. Sacarlas a un plato con un papel que absorba el aceite sobrante. Servir.